domingo, 10 de junio de 2018

Falleció Ángel Balzarino. Adiós al amigo


Falleció Ángel Balzarino. Murió un consecuente escritor. Una persona de excepción. Un amigo de mi esposa Zulema, de mis hijos Pablo y Gerardo. De gran parte de mi vida adulta. Murió hoy, en la ciudad de Rafaela y la noticia nos ha conmocionado a quienes lo hemos conocido y estimado, no sólo en su ciudad o en la provincia de Santa Fe, sino en distintos lugares del país, donde obra y persona eran tamblén conocidas y valoradas.

Escribo estas líneas con pesadumbre, porque ha fallecido una de las personas con las que he mantenido un diálogo muy fraterno, a lo largo de las décadas. Lo hago no para que se conozca mi pesar (contar la intimidad de las personas de manera pública y sostenida como hoy se lo hace me provoca resistencia, cuando no fuerte rechazo) sino para hacerles saber a quienes leen este blog que se ha muerto un escritor infrecuente. Que se ha muerto un hombre bueno, leal, que bien mereció llevar el nombre que le pusieron sus padres.

Ángel, quien fuera afectado por la poliomielitis cuando era niño, debió desplazarse casi toda su vida en silla de ruedas y luchó con verdadera valentía contra esa adversidad y muchas más. Lo hizo siempre con inusitado y contagioso optimismo y con un increíble sentido del humor, que lo llevaba a sonreír, y hasta reír, de los males que lo acompañaban. Él, que tanto tenía para quejarse, se afirmaba estoicamente en su personalidad y daba aliento a los demás. Ocurrió así durante años. Su casa de la calle Oliber, y su teléfono, eran los lugares donde sus amigos encontraban las palabras de aliento que necesitaban.

Por suerte para él, y por suerte para sus múltiples lectores, desde joven llegó la literatura para acompañarlo, sostenerlo, darle un sentido a su existencia. Lector fervoroso (la Biblioteca Sarmiento, de Rafaela, fue casi su segundo hogar), tuvo en William Faulkner y en Borges a sus mentores, sus guías literarios. Escribió desde siempre. Premios y ediciones lo acompañaron para consolidarlo como un escritor importante. El “Alcides Greca”, acordado pocos años atrás por Cultura e Innovación de la provincia, llegó para confirmar lo que sabíamos: que Ángel escribió novelas y relatos en los que vale la pena detenerse. Que son difíciles de olvidar.

La vida es inexorable, lo sabemos, lo sé. Pero duele contar estas cosas. Duele despedirse de él.

Con motivo del fallecimiento de Ángel, he recibido múltiples comunicaciones y expresiones de condolencia, que se manifestaron por cierto en Rafaela, tanto durante el velatorio de sus restos como en el acto de sepelio. Los medios de comunicación de la referida cabecera departamental dedicaron amplios espacios para recordarlo.


Datos para una biografía

Ángel Balzarino nació en 1943 en Villa Trinidad, provincia de Santa Fe, Argentina, y desde 1956 residió en Rafaela. Publicó trece libros de cuentos: “El hombre que tenía miedo” (1974), “Albertina lo llama, señor Proust” (1979), “La visita del general” (1981), “Las otras manos” (1987), “La casa y el exilio” (1994), “Hombres y hazañas” (1996), “Mariel entre nosotros” (1998), "Antes del primer grito" (2003), “El hombre acechado” (2009), “La sangre para ellos son medallas” (2011), “Timbre a la hora de almorzar” (2013,  “Todos amábamos a Virginia Crespi” (2015) e“Historias de proezas y derrotas" (2017), así como tres novelas: “Cenizas del roble” (1985), “Horizontes en el viento” (1989) y “Territorio de sombra y esplendor” (1997). Varios de sus trabajos figuran en diversas antologías, tanto de Argentina como del exterior, muchos de sus cuentos circulan en Internet y recibió varios premios y distinciones, el último de los cuales fue el “Alcides Greca” 2014, por obra editada (por su libro “La sangre para ellos son medallas”). Fue fundador de ERA (Escritores Rafaelinos Agrupados), entidad que presidió durante varios períodos. Su cuento “Rosa” se encuentra incluido en ediciones de libros para estudiar el castellano, en Estados Unidos.
  
En el blog:





3 comentarios:

  1. Si.. Te vamos a extrañar Balzarino y mas tu querida Rafaela que se ha quedado ausente al no sentir mas tus letras en su seno materno. En fin, querido Ángel gracias por todo y que Dios te tenga en su santa y eterna Gloria ( Ahora y para siempre).

    ResponderEliminar
  2. Para mi vida, fue una bendición haberte conocido. Te quiero. Y te quiero.

    ResponderEliminar
  3. Hoy se cumple 1 mes de tu partida.
    SIEMPRE estaràs presente en mi corazòn!!!
    Te recuerdo con ternura y admiraciòn.

    ResponderEliminar