domingo, 26 de junio de 2016

Caleidoscopio. Otro Vonnegut póstumo. Las tareas incesantes de Joyce Carol Oates y Mario Vargas Llosa. Sándor Márai y los húngaros. Asde y Sade, entidades de Santa Fe. Kinsey Millhone, de Sue Grafton, regresa

(Más de 7.000 visitas al blog en su actual etapa. Muchas gracias)
Nuevo rescate de Vonnegut. Tiempo atrás, en España, se tradujo “La cartera del cretino” o “Sucker’s Portfolio”, una compilación de textos del fallecido Kurt Vonnegut (1922-2007) recuperados de entre los papeles de su autoría que se encuentran en la biblioteca de la Universidad de Indiana. El libro apareció en inglés en 2013 y previamente los relatos que lo componen fueron difundidos por Amazon para e books.
“La cartera del cretino” ha tenido escasa circulación en la Argentina (de ahí la demora en comentarla en este blog) y se suma a otros libros póstumos del autor de “Matadero cinco”, tales como “Mira al pajarito”, “Mientras los mortales duermen”, “Cronomoto” y “Que levante mi mano quien crea en la telequinesia”. Vonnegut fue un gran humanista (y mejor humorista) que en sus últimos años de vida agudizó su visión pesimista de la vida.
La cartera del título es el denominado portfolio, de bienes o acciones que comercializan los corredores de bolsa a nombre de sus clientes. “La cartera del cretino” podría ser más bien titulado “El portfolio del tonto”, puesto que el que narra es un corredor de bolsa que cuenta cómo y por qué un muchacho, al parecer atolondrado, liquida la mitad del dinero que ha heredado en acciones para ayudar a una mujer, una aparente prostituta. Aunque la realidad termine siendo otra cosa.
El libro está integrado por otros cinco relatos, escritos en distintas épocas, algunos de los cuales (“Entre tibio y Tumbuctú” y “Señorita Snow, está usted despedida”), se muestran los más complejos y ricos, en logros e intenciones. El libro se completa con un ensayo que busca explicaciones –sin encontrarlas- sobre la crueldad humana y un último texto inconcluso que incursiona en el terreno de la ciencia ficción.
Siempre satírico e irónico, “La cartera del cretino” muestra también a un Vonnegut un tanto escéptico sobre el ser humano y la felicidad que se puede alcanzar en la vida. Son relatos ligeramente amargos y -al mismo tiempo- atractivos, propios del gran autor que siempre
fue.
(Malpaso Ediciones, Madrid, 143 páginas. Traducción de Ramón de España. En España: 18,50 euros. En Argentina: 370 pesos).

Oates y Vargas Llosa, el trabajo que no cesa. A los 78 años, la norteamericana Joyce Carol Oates sigue sorprendiendo por su extraordinaria producción literaria, que abarca tanto la novela como el relato, la poesía como el ensayo. Hasta llegó a tener dos seudónimos (Rosamond Smith y Lauren Kelly) para firmar sendas series de ficciones. Para que el lector tenga mejor idea de lo que estoy expresando, comento que en los Estados Unidos se  está promocionando su más reciente libro de ensayos,  “Soul at the White Heat“, en el que reflexiona sobre el acto de escribir. A ese título se le suma otro libro de ensayo aparecido también en 2016, tres novelas publicadas después de “Cartago” (de 2014) y otros tantos libros de cuentos o relatos cortos. Con la aclaración adicional de que sus ficciones resultan muy diferentes entre sí y siempre de gran solidez narrativa y argumental.

Quien tampoco baja los brazos es el peruano Mario Vargas Llosa. Viajero del mundo, ha dictado cátedras en Estados Unidos, participado de encuentros y coloquios (asistió y disertó en la última Feria del Libro en Buenos Aires), luego de obtenido el Premio Nobel ha mantenido su columna semanal periodística –que se publica primero en El País de España y luego en distintos medios del mundo- publicó un ensayo (“La civilización del espectáculo”), un libro de relatos basados en textos antiguos (“Los cuentos de la peste”) y dos novelas (“El héroe discreto” y “Cinco esquinas”) y ahora se encuentra preparando una
serie de notas que comenzará a publicar el mismo El País a partir del 1 de julio, sobre sus experiencias en Israel y los territorios palestinos, que termina de recorrer. Eso, sin dejar de recordar que en marzo cumplió ochenta años y que hace un año vive su tan publicitado romance con Isabel Preysler. Genios y figuras…

 

El regreso de Márai. En este mismo blog, en reciente nota, recordé lo importante que resultó el rescate de la ucraniana-francesa Irène Némirovsky (y de su novela de 1938, “La presa”). Parecida significación tuvo la recuperación de vida y obra del insigne autor húngaro Sándor Márai (1900-1989). Gracias a ese rescate, los lectores contemporáneos pudimos conocer su valiosísima producción narrativa de las décadas de 1930 y 1940 (“El último encuentro”, “Divorcio en Buda”, “La mujer justa”, “La herencia de Eszter”, entre otras), así como sus textos memorialísticos “Confesiones de un burgués” (1934) y “¡Tierra, tierra!” (1972). A estos dos últimos se le suma ahora “Lo que no quise decir”, material que en vida Márai no quiso que tuviera difusión en otro idioma que no fuera el húngaro, porque en esas páginas criticaba con acritud el comportamiento de sus compatriotas, tanto durante la invasión nazi como en los primeros años de gobiernos comunistas. La producción de este escritor fue vastísima, puesto que siguió publicando hasta meses antes de su muerte, cuando se suicidó en Estados Unidos –donde residía- a causa de la soledad y de las enfermedades que lo aquejaban en la vejez.

En cuanto al libro, las críticas que realizó en los años primero de colaboración con el gobierno de Hitler y luego de ocupación por los nazis, fueron consecuencia de que a Márai le generaba fuerte disgusto la complacencia de muchos húngaros y de los gobiernos de turno con el nacionalsocialismo y las tropelías que cometía, especialmente contra los judíos. También expresó su rechazo al comunismo, que lo llevó a dejar Hungría en 1948 para no regresar jamás. Márai defendía, por cierto, un mundo burgués decadente que, aunque injusto, venía modificándose en términos de democracia y libertad y que, sin embargo, no pudo imponerse hasta que desapareció. Importan claro está estos rescates, pero quisiéramos conocer más de su obra narrativa aún sin traducir, entre ellas las dos
novelas que completan la trilogía iniciada con “Los rebeldes”. Son muchos los libros que faltan verter al castellano, puesto que en su idioma natal de Márai se han publicado más de 70 volúmenes.

(Salamandra, Barcelona, 2016, 160 páginas. Traducción de María Szijj y J.M. Gonzalo Trevejo. En España: 17 euros. En Argentina: 245 páginas).

 

Actividades literarias en Santa Fe. Certamen de cuento y poesía para autores jóvenes. Con el fin de estimular la labor de las nuevas generaciones literarias, la Asociación Santafesina de Escritores (Asde),llama a concurso para los premios Mateo Booz (cuento) y José Cibils (poesía). Podrán participar autores desde los 16 hasta los 29 años. La convocatoria es para autores nativos y/o residentes de la provincia de Santa Fe y, en carácter de invitados, se convoca a escritores de Entre Ríos. Los trabajos deberán ser inéditos. En la categoría cuento se admitirá una obra con hasta un máximo de cuatro páginas A4; y en poesía, hasta cincuenta versos (líneas). Dentro de este límite podrán presentarse uno o varios poemas que mantengan una unidad (tríptico). Se permitirán hasta dos envíos, separados, por autor en cada género. No podrán intervenir quienes hayan sido premiados en ediciones anteriores, en la misma especialidad en que fueron distinguidos.

Los trabajos deberán presentarse en tres ejemplares, debidamente abrochados. En la cubierta de cada ejemplar se hará constar: nombre del premio al que aspira, título de la obra y seudónimo. Se deberá adjuntar un sobre en cuyo anverso consten los mismos datos (a, b y c). En el interior del mismo, se incluirá nombre y apellido del autor, domicilio, teléfono, e-mail, fotocopia del DNI y antecedentes literarios si los tuviera. Las obras se enviarán a: Asde Certamen Literario Autores Jóvenes, Casilla de Correo Nº 15. Correo Central, (3000) Santa Fe. La recepción de los trabajos estará abierta hasta el 29 de julio venidero. Los premios, en ambos géneros, consisten en la edición de 150 ejemplares de la obra en formato de plaqueta o pliego. El jurado, integrado por tres miembros calificados, estará facultado para otorgar hasta tres menciones en cada género y/o declarar el premio desierto y deberá expedirse antes del 15 de septiembre venidero.

A su vez, la Sociedad Argentina de Escritores (Sade) de Santa Fe realizará un acto en conmemoración del cuadragésimo aniversario de su fundación, el próximo miércoles 29 de junio a las 18 en el Museo de Arte Contemporáneo, de la Universidad Nacional del Litoral, Bulevar Pellegrini 1578, de la ciudad de Santa Fe. En la ocasión se presentará una antología literaria integrada por textos (prosa y poesía) de más de cincuenta socios de la Institución, quienes leerán algunos trabajos de su autoría. Como cierre del encuentro actuará el músico Juan Manuel Part..

 

Grafton o las últimas noticias de Kinsey Millhone. Hace más de treinta años que la norteamericana Sue Grafton viene escribiendo “el alfabeto del crimen”, que tiene como protagonista a la detective privada Kinsey Millhone. Con “X, de rayos X”, conocida este año en nuestro idioma, la autora sigue aproximándose al final de la serie que se propone no continuar una vez que entregue la novela que dedique a la letra Z. El libro aludido apareció en las postrimerías del año pasado en inglés y ahora se lo difunde en nuestro idioma.

La intención de Grafton, que sostuvo en todo este tiempo, fue que su personaje mantuviera una determinada edad (o que en todo caso “creciera” de a poco), de ahí que aunque entre novela y novela puedan pasar algunos años, no ocurre lo mismo con Kinsey. Es por eso que la última de las novelas transcurre en 1989 y la protagonista tiene 38 años de edad. El otro compromiso con el que ha cumplido es que Millhone sea una criatura literaria, por lo que nunca llegó al cine o a la televisión.

En “X, de rayos X”, la detective que al parecer nunca conocerá los teléfonos celulares o móviles ni, menos, Internet, deberá lidiar con el robo de un cuadro de Turner, una pareja de ancianos poco confiable y la historia de un (¿presunto o cierto?) asesino de mujeres que sabe disimular muy bien sus huellas. El libro tiene la comicidad, o en todo caso el sostenido
humor de la narradora (quien nos habla a través de la propia Kinsey) que vuelve grato aún lo ingrato. Y, como contrapartida, también su manía por los detalles superfluos que alargan sin necesidad las historias. Que, confesión de parte, pese a sus “peros” resultan adictivas.

(Tusquets, Barcelona-Buenos Aires, 2016, 492 páginas. Traducción de Victoria Ordóñez Diví. En España: 20 euros. En Argentina; 389 pesos).

 En el blog

Vonegut: Comentario sobre “Pájaro de celda”, datos biográficos sobfre el autor, enlaces a Internet y video de 1983, con declaraciones de Vonnegut., subtitulado en italiano

Comentario sobre “Madre Noche”.

Oates; Comentarios sobre “Mágico, sombrío, impenetrable”, “Mamá” y “Aves del paraíso””, datos biográficos de la autora, enlaces a Intrernet y entrevista, en idioma inglés

Vargas Llosa: Comentarios sobre “Cinco esquinas” y “El sueño del celta”, datos biográficos, enlaces de Internet y video sobre la presentación ern Madrid de “Cinco esquinas”

Grafton: Comentario sobre #W fr whisky”, su novela anterior

No hay comentarios:

Publicar un comentario