"Anticonferencias", de Isidoro Blaisten. Rescate de un maestro inolvidable

Diseño: Gerardo Morán
“Anticonferencias”, de Isidoro Blaisten.
Tusquets, colección Rara Avis, Buenos Aires, 2017, 182 páginas.
Prólogo de Juan Forn.
En Argentina: 289 pesos.

“El humor –dijo Isidoro Blaisten- es una aristocracia del alma”. Estas “Anticonferencias” publicadas originalmente hace 34 años son recuperadas ahora para la colección Rara Avis que Tusquets  encomendó al argentino Juan Forn, inquieto lector que se propone organizar un catálogo de libros heterodoxos que, aunque perdidos en anaqueles, o nunca reeditados, conservan su potencia. Como ocurre con el libro rescatado de este entrañable escritor fallecido en 2004 y de quien, de a poco, se está reeditando parte de su magnífica obra.
Cuenta Forn que “Anticonferencias” nació cuando Emecé le encargó ubicar a autores que no habían sido publicados por ese sello por entonces independiente (hoy pertenece al Grupo Planeta, al igual que Tusquets).
Isidoro quedó sorprendido cuando el por entonces muy joven escritor le solicitó ese material que no tenía previsto volcar en libro.
Y eso se debía a que no se trataba de conferencias o ensayos, sino de un material un tanto inclasificable, con el que Blaisten solía presentarse ante el público porque a él las disertaciones “le salían” sólo de ese modo: “Yo no sirvo para dar conferencias, no me salen, yo digo que lo que hago son anticonferencias”.
O, en todo caso, disquisiciones propias del autor que, aunque nacido en  Entre Ríos, era un nostalgioso porteño de San Juan y Boedo, risueño, melancólico y, también, creador de cuentos poderosos y entrañables: “El cuento es una especie de delicadeza hacia el lector”, expresó alguna vez.
Qué nostalgia despierta el cuidadoso estilo de Blaisten. En los ’80, luego de que Argentina se desgarrara entre enfrentamientos internos, muertos, desaparecidos, dictaduras infamantes y guerras absurdas, era capaz de hablarnos de la aristocracia del alma y de la delicadeza con la que el autor se dirige al lector. Él no sabía lo que significaba agredir. Apelaba entonces al humor, a la más fina ironía, a las sutilezas. Escribía cuentos porque la novela se le negaba (aunque antes de morir llegó a publicar una única e inmejorable: “Voces en la noche”). Y como las conferencias “no se le daban” inventó una variedad de disertación que implicaba un discurrir por los diversos temas que eran de su interés.

Mario Jorge De Lellis
Un libro en tres partes. En rigor, las “anticonferencias” son seis. El libro se completa con una serie de “notas” y un extenso reportaje,  síntesis de entrevistas que le hicieron al escritor por aquel tiempo en el que cada dos o tres años sorprendía con un libro nuevo, aunque él sostuviese que “escribía poco” mientras que “los demás escriben demasiado”.
Sus disertaciones eran “derivativas”, partían de un tema determinado, vg. los malos recuerdos de la escuela en la que la profesora de turno “asesinaba” a la literatura, y luego seguían con anécdotas diversas, que en la mayoría de los casos incluían vivencias y recuerdos personales.
“Aburrimiento y literatura”, “Dinero y creación”, “Para qué sirve un poeta”, “Por qué no fui sartreano”, “El río de las congojas y las tres libertades” y “Ensayo sobre lo obvio” son los títulos de estas disertaciones plenas de jocosidad, de recuerdos, de revalorización de la literatura, de defensa de los poetas y la poesía, de ser en un mundo que al escritor Blaisten se le presenta muchas veces caótico, cuando no incomprensible.
En las Notas, cuenta una anécdota personal que lo ubica recibiendo un premio municipal en medio de una de las tantas crisis económicas que ha padecido la Argentina. Con el monto de esos premios, antes, los afortunados ganadores se compraban una casa o hacían grandes viajes. A él, en cambio, apenas le alcanzó para pagar los gastos de una modesta celebración que realizó con su mujer en un bar, después de cobrar el galardón…
Una cálida semblanza de su íntimo amigo, Mario Jorge De Lellis, muerto joven, un discurrir sobre el tango y la ciudad el día en que le encargaron una nota sobre Buenos Aires, otra semblanza, en este caso sobre Sarmiento, y sus vínculos personales con el gran estadista del siglo XIX, las reflexiones que le suscitan los poemas del tanguero Homero Manzi comparándolos con plomíferos bestsellers, se destacan en esta parte del libro, volumen que, como se dijo, se cierra con varias entrevistas que son agudas, cuando no cómicas, o melancólicas, de este escritor sobre quien, remedando a Discépolo, podemos decir que “se nos fue, pero aún nos guía”.

La primera edición del libro
“La brújula se rompió en 1955, una tarde de lluvia, en Chiclana y Garay, cuando yo tenía veintidós años. Era una hermosa brújula, chiquita, de acero, con una cadena de plata. Me la había regalado una mujer. El abuelo de esa mujer la había traído de España. Yo amaba a esa mujer. Esa mujer era casada. Cuando me regaló la brújula le pregunté por qué me la regalaba. “Porque estás desesperado”, me dijo.”

Datos para una biografía

Isidoro Blaisten (su verdadero apellido era Blaistein) Nació en Concordia, Entre Ríos, en 1933. Con su familia se radicó en Buenos Aires cuando era pequeño. Entre su ciudad natal y la capital federal argentina trabajó de redactor publicitario, periodista, fotógrafo y librero. En su primer libro, La felicidad (1969), ya desplegó sus virtudes como cuentista. Entre los libros más destacados, se puede nombrar a La salvación (1972), El mago (1974), Dublín al sur (1980), Cerrado por melancolía (1981), A mí nunca me dejaban hablar (1985), Carroza y reina (1988) y Al acecho (1995). También publicó los libros de ensayos Anticonferencias (1983) y Cuando éramos felices (1992). Su única novela, Voces en la noche, se publicó el mismo mes de su muerte, en agosto de 2004. En 1965 se conoció Sucedió en la lluvia, su único poemario. Tanto este libro, como Carroza y reina y Anticonferencias han sido recientemente reeditados. Su obra se tradujo al inglés, francés, alemán, griego y serbio, así como también recibió una gran cantidad de premios. Desde 2001 fue miembro de número de la Academia Argentina de Letras y miembro correspondiente de la Real Academia Española. 

Video: Isidoro Blaisten dialoga con la periodista Cristina Mucci, en el programa “Los siete locos” (sin fecha, subido a YouTube en 2014, duración 21,22 minutos

Comentarios